Fire Pro Wrestling World

Todos los amantes de la lucha libre recibieron con una sonrisa en los labios la llegada a la plataforma de acceso anticipado de Steam de Fire Pro Wrestling World, el heredero de una de las sagas de videojuegos de este “deporte espectáculo” más emblemáticas de todos los tiempos.

Hace apenas unas semanas, justo antes de que el 2017 llegara a su fin, el juego salió a la venta de forma oficial, abandonando el Acceso anticipado para convertirse en un juego “real”, después de cinco meses en los que sus creadores, Spike Chunsoft, han ido corrigiendo fallos y añadiendo algunas opciones extra para el beneplácito de la comunidad.

Fire Pro Wrestling World tiene una ventaja que destaca por encima del resto y que va más allá de su control preciso, su cantidad de golpes o de una jugabilidad que recuerda en muchos aspectos a los mejores juegos de lucha libre que se lanzaron en la década de los 90.

La principal bondad del título es que, a diferencias de otras interacciones de la lucha libre en el mundo de los videojuegos, no representa a ninguna marca real, todo lo que aparece en el juego es ficticio y, por lo tanto, no existen barreras a ningún tipo de locura que quiera crear la comunidad y a ningún tipo de combate, por loco que sea.

A esto hay que unirle un completo editor, rápido, sencillo e intuitivo pero que nos ofrece miles de opciones para poder crear nuestras propias estrellas del cuadrilátero, personalizar rings, títulos o plantillas para, directamente, poder crear nuestro propio “juego de lucha libre” gracias a Fire Pro Wrestling World.

Además, si no nos gusta gastar demasiado tiempo editando nuestros personajes favoritos o a nuestras estrellas, gracias a la comunidad podemos disfrutar una cantidad casi infinita de luchadores, añadiendo desde iconos de la WWE a famosos nombres de la UFC pasando por personajes de nuestras series favoritas como Goku o el mismísimo Seiya.